Lo sabemos. Hacer el amor en un coche no es precisamente cómodo. Pero la práctica está tan extendida, y es una necesidad para tantos, que hoy en día existen hasta manuales para que le saques el máximo partido a tu vehículo.